reconoce sus orígenes

EL HAKA, UNA TÍPICA DANZA GUERRERA MAORÍ DE  NUEVA ZELANDA. FUENTE: COMOSERUN KIWI.COM

Siete cosas que debes saber sobre Nueva Zelanda

El país con el que disputaremos el 'repechaje' tiene bastante más que un equipo de fútbol y otro de rugby. Posee una historia y una cultura muy peculiares

Publicado: 2017-10-11

La fiebre mundialista no ha cesado y ahora su epicentro, para nosotros, está en Nueva Zelanda, donde el próximo lunes 6 de noviembre se realizará el primer partido del denominado ‘repechaje’, que podría hacernos, finalmente, aterrizar en el Mundial Rusia 2018. Pero, ¿cómo es Nueva Zelanda?, ¿cuáles son sus peculiaridades, más allá de tener un equipo de fútbol que está por debajo del puesto 100 en el ránking de la FIFA? 

1. Su jefa de Estado es la reina Isabel II. Aunque la monarca del Reino Unido, no tiene ninguna función ejecutiva, figura como tal y la representa una gobernadora general, que actualmente es Dame Patsy Ready. Hay, a la vez, un primer ministro, que gobierna de manera efectiva. En la actualidad es Bill English, del Partido Nacional (conservador). Este cóctel de poder, sin embargo, no es tan fácil de digerir actualmente. En septiembre del año pasado, una encuesta arrojó que el 59% de los neozelandeses quería un gobierno independiente del Reino Unido.

2. Fue el primer país en aprobar el voto femenino. Lo hizo en 1893, cuando en otras latitudes ni se pensaba en el tema. La gran líder del movimiento sufragista en ese país fue Kate Sheppard, quien inspiró a las mujeres de otras partes para luchar y conseguir ese derecho. Sin embargo, el logro fue parcial, porque recién en 1919 adquirieron el derecho a ser elegidas. Actualmente, figura en el puesto 9 en la lista de los países donde hombres y mujeres tienen oportunidades similares, elaborado por el Foro Económico Mundial.

3. Inevitablemente Maorí. No es posible imaginar Nueva Zelanda sin la influencia, intensa y visible, de la cultura Maorí. Son aproximadamente el 14% de la población neozelandesa, que hoy asciende a 4 millones y medio de habitantes. Una de sus peculiaridades son los tatuajes, denominados ta moko. Hay una relativa niebla sobre su significado, aunque al parecer estaban asociados con el status y el tránsito de una etapa de la vida a otra. Curiosamente, habrían inspirado los tatuajes que ahora se hacen en otras partes del mundo, como los que tiene Paolo Guerrero en su cuerpo.

4. El cine y la tierra. Nueva Zelanda es, asimismo, el escenario donde se han filmado notables películas. Una de ellas es ‘El piano’, de la directora neozelandesa Jane Campion, que en 1994 ganó nada menos que 3 Óscar (mejor actriz, mejor actriz de reparto, mejor guión original). El magnífico film cuenta la vida de Ada, una mujer que es vendida a un hombre para que esta la haga su esposa, y cuya vida gira alrededor de un piano. Los maoríes, como era inevitable, tienen un papel fundamental en la historia, al punto que esta no se puede entender sin su presencia. La trilogía cinematográfica ‘El Señor de los Anillos’, basada en la novela de J.R.R. Tolkien, también se filmó en este país.

5. Tiene unos Alpes. Aunque Oceanía es asociada con tierras tropicales, pobladas por hombres y mujeres semidesnudos, Nueva Zelanda no responde exactamente a esa descripción (tampoco algunas zonas de Papúa Nueva Guinea). Su clima es variado (puede pasar los 40 grados y descender hasta varios grados bajo cero) y tiene unas montañas nevadas denominadas Alpes neozelandeses, cuyo punto culminante es el Monte Cook, de 3,724 metros. Los maoríes, que pueblan las islas neozelandesas hace más de 1000 años (los europeos llegaron a ellas en el siglo XV) lo consideran un monte sagrado y lo denominan en su idioma ‘Aoraki’ (“Nube en el cielo”).

6. Es un país sísmico. Quien quiera irse para allá e imaginar que estará libre de las frecuentes sacudidas sísmicas del Perú está telúricamente equivocado. Nueva Zelanda está dentro del Cinturón de Fuego del Pacífico y, por lo tanto, ha sido escenario de frecuentes sismos, de gran intensidad. El 14 de noviembre del 2016, por ejemplo, hubo un terremoto de 7.8 grados, que inclusive generó un tsunami que llegó a Wellington, la capital neozelandesa, aunque con olas no muy grandes. La revista Science publicó tiempo después un artículo en el que se le catalogaba como “el terremoto más complejo jamás estudiado”. Aunque hubo pocas víctimas, llegó a abrir una zanja en la tierra de cerca de 200 metros de largo y hasta desplazó partes de la Isla Sur del país.

7. Se puede encontrar alpacas en sus campos. Lo más familiar que quizás encuentren los peruanos que se aventuren a viajar allá, en busca del gol prometido más allá de los mares, son algunos –no pocos en realidad- ejemplares de llamas y alpacas. Desde hace varios años, se comenzaron a exportar camélidos sudamericanos a Nueva Zelanda desde Perú, Chile y Bolivia, al punto que el país de los maoríes hoy tiene una presencia importante en el mercado de la lana de alpaca. Este animal convive con las clásicas ovejas de las postales neozelandesas, aunque descuiden: nuestro país sigue siendo el primer productor de lana de este camélido en el mundo, algo que ojalá, tras las eliminatorias coincida más o menos con el ránking de la FIFA.

Por añadidura, Nueva Zelanda es la tierra de Katherine Mansfield, una escritora muy amiga de Virginia Woolf y Bertrand Russell, autora de cuentos notables. En los campos neozelandeses, por último, corre el kiwi, el ave nacional de este país, que prácticamente no tiene alas y de cuya existencia solo hemos sabido en el Perú por una antigua marca de betún para zapatos.


Escrito por

Ramiro Escobar

Periodista. Especializado en temas internacionales y ambientales.


Publicado en

Kaleidospropio

Sobre el mundo, la vida y nuestra especie